Christa Winsloe (1888-1944)

Christa Winsloe © Renate von Gebhardt

“Aquello que Ud. llama pecado, yo lo llamo la esencia del amor, que se manifiesta en mil formas diferentes”. Con estas palabras defiende la Srta. von Bernburg, en la película clásica sobre la vida en un internado de señoritas „Muchachas en uniforme“, su pupila Manuela von Meinhardis. Pero la severa directora de la escuela – un general femenino – tiene una opinión muy diferente.

Para ella el amor que Manuela por su comprensiva profesora ha hecho público es una enfermedad. ¡Dios guarde que otras pupilas de la casa se contagien de esta “peste” moderna! Manuela es castigada por su rebeldía contra el orden prusiano y su declaración amorosa con aislamiento estricto. Manuela está desesperada, se siente abandonada y cree encontrar en el suicidio la única solución. En el intento de saltar sobre la barandilla de la escalera es salvada en el último segundo por algunas alumnas y la profesora. ¿Una victoria del amor – amor lesbiano – sobre el militarismo prusiano y la obediencia hasta la muerte?

Christa Winsloe nacida en Darmstadt el 23 de diciembre de 1888, hija de un oficial, pierde muy pronto su madre y es llevada como alumna al Kaiserin-Augusta-Stift en Postdam.

Allí son instruídas las niñas de la aristocracia como madres de los futuros soldados.

Allí aprenderan disciplina, orden y subordinación.

Como adulta Winsloe tiene que escribir sobre esta pesadilla grabada en su alma.

¿El resultado? Una obra de teatro que no termina justamente en forma tan positiva como la película. En ella Manuela es quebrantada por el rechazo de la señorita von Bernburg, que no tiene el coraje de defenderla contra la directora y oponerse a sus métodos brutales de educación. La alumna se suicida.

A pesar de este trágico final se debe reconocer el mérito de Christa Winsloe de haber puesto en escena por primera vez en la República de Weimar el tema de la homosexualidad femenina con un grado de comprensión, aunque falte una crítica radical a la discriminación social de las lesbianas.

El éxito de esta pieza teatral estrenada en 1930, en Leipzig bajo el título Ritter Nérestan (Caballero Nérestan), luego en Berlín como Gestern und Heute (Ayer y hoy), permitió que en 1931 fuera llevada a la pantalla bajo la dirección de Leontine Sagan con el nombre Muchachas en uniforme. Esta película resultó la mejor de la producción mundial del año. Dicho éxito se basó no sólo en el refinado diseño estético y que además estuviesen sólo mujeres ante la cámara; el aspecto lésbico de la versión cinematográfica fue reducido a niñerías románticas de la pubertad. Aunque Winsloe misma fue coautora del guión cinematográfico y Leontine Sagan, que en la puesta en escena de Gestern und Heute había acentuado el caracter lésbico, dirigió la película, la dirección artística estuvo a cargo de Carl Froelich. Este cambió no sólo el final de la pieza sino que además dió mayor peso a la crítica de la educación prusiana y del militarismo. Críticos de la época confirman la abreviación del aspecto político-sexual.

Poco después del estreno escribe Lotte Eisner en noviembre de 1931 en el Film-Kurier: “Es prácticamente increíble; aquí se transforma en acontecimiento: una obra cinematográfica en la que sólo trabajan mujeres, cautiva, simplemente porque esta película concierne a todos, porque va al fondo de lo social-humano en forma no sentimental, muy por encima del aspecto privado. Se trata de la humanidad, de los aspectos recónditos del sistema humano. ¿Un mundo pasado? Ayer y hoy es él, el pasado amenaza con resucitar, atropellando el presente. Ese presente que la educación juvenil del tiempo nuevo trata de crear. (…) Las consecuencias inevitables de la vida estrecha de internado se manifiestan: una busca a la otra, el sufrimiento común se transforma en el amor común de la una a la otra en la época del despertar de los instintos. Caos de la pubertad o sentimientos hacia el mismo sexo – la película no da una respuesta, y así está bien (…).”

Con la pieza teatral y la película que fue mostrada en toda Europa, en EE.UU. e incluso en Japón, Winsloe se hizo famosa a nivel mundial de la noche a la mañana. Como escultora no era una desconocida: Contra la voluntad de la familia había comenzado a partir de 1909 a estudiar en la Escuela de Artes de Munich la poco femenina profesión de escultora y con gran pasión se había dedicado muy especialmente al modelado de animales.

Con su casamiento con el rico escritor y hacendado húngaro, Baron Ludwig Hatvany (1880-1961) satisfizo en el año 1913 las convenciones sociales. Al final de la guerra y luego del fracaso de su matrimonio se trasladó nuevamente a Munich y paralelamente a la escultura comenzó a escribir.

En tanto que sus folletines fueron publicados en diarios y revistas como por ejemplo Vossische Zeitung, el Berliner Tageblatt y el Querschnitt, sus piezas teatrales no fueron estrenadas.

Después de Muchachas en uniforme se dedicó exclusivamente a escribir. 1932 fue estrenado su Schicksal nach Wunsch (El destino deseado) durante el Festival de Teatro de Berlin.

En esta pieza se mofa de las tradicionales relaciones entre los sexos, pero su descripción de una figura lesbiana ¬¬¬– la jefa médica Franziska “Franz” Schmitt, como la “solterona moderna” – confirman los prejuicios existentes en lugar de criticarlos.

Poco después Winsloe escribió el “libro sobre la película” en el que ella corrige el final feliz de la version cinematográfica. 1933 se publica Manuela (Das Mädchen Manuela) fuera de Alemania: en la nueva sección creada para literatura de exilio de la Editorial Allert de Lange in Amsterdam. En forma indirecta, por medio de la Editorial Tal de Viena, consigue Allert de Lange hasta comienzos de 1936 vender algunos ejemplares del libro en Alemania. Traducido en varios idiomas se transformó en un best-seller.

La “ariatocrática rebelde” no publicó más en Alemania ya que no estaba dispuesta a aceptar las condiciones dictadas por la Cámara de Escritores de Goebbels – Ministro de Propaganda – (entre otros el llamado “certificado de arios”).

Luego del comienzo del Tercer Reich Winsloe comenzó a viajar aún más frecuentemente. Como no judía y ciudadana húngara – luego de su matrimonio – no estaba directamente amenazada por el sistema. Como antinazi ayudó a personas coaccionadas a salir de Alemania y actuó como correo. El año 1933 lo pasó en Italia y EE.UU. en compañía de su amiga, la periodista norteamericana y corresponsal europea Dorothy Thompson (1894-1961), quien por su opinión contra Hitler en agosto de 1934 fuera expulsada de Alemania. Su intento de establecerse como escritora en los Estados Unidos fracasó; en Hollywood no aceptaron sus giones cinematográficos y el escribir en una idioma extranjero le creó grandes problemas. Cansada y desilusionada regresó en 1935 a Europa; en los años siguientes viajó entre Italia, Hungría, Austria y Alemania. Muy pronto fueron todas sus publicaciones incluídas en la lista nazi de “escritos ideseables”. “Muchachas en uniforme”, que Goebbels en su diario con fecha 2 de febrero de 1932 definió como una película “filmada en forma colosal, increíblemente natural y un admirable producto artístico de la cinematografía”, ya no podía más ser mostrada en Alemania. El amor entre mujeres era tabú aunque no ilegal.

Debido a que la posibilidad de publicación de sus escritos en alemán rápidamente disminuía, Christa Winsloe dejó directamente traducir su libro Life begins en inglés. La novela de aspectos autobiográficos apareció en 1935; una edición norteamericana le siguió 1936 bajo el título Girl alone.

Basándose en el desarrollo de la protagonista Eva-María, una joven escultora en Munich, la autora describe los problemas de búsqueda de la propia identidad de lesbianas. Este proceso de busca de Eva-María y su relación amorosa con una mujer están en oposición con su deseo de reconocimiento artístico y su amistades masculinas.

Por el contrario en la novela Passeggiera, que fuera publicada en 1938 en la editorial para literatura de exilio de Allert de Lange, la protagonista se enamora – durante un viaje en barco de San Francisco a Génova – en uno de los marineros perdiendo transitoriamente su independencia. El motivo del largo viaje en barco nos muestra probablemente la situación de vagabunda en ese momento de la vida de Winsloe y el hecho que su protagonista – una pianista – fracasara en su intento de un nuevo comienzo en los EE.UU. muestra la situación paralela con la autora.

En otoño de 1938 aprovecha Winsloe la oportunidad de salir por largo tiempo de Alemania aunque ello signifique nuevamente el aparecer como “experta en problemas de jovencitas”. En Paris escribe para el director Georg Wilhelm Pabst el gión para su película Jeunes filles en détresse (1939), en la que se cuenta la historia de una niña cuyos padres se divorcian. La película no tiene mucho éxito, además un par de días después del estreno comienza la Segunda Guerra mundial. Winsloe decide quedarse en Francia. En octubre de 1939 se muda al sur del país a un pueblo llamdo Cagnes en las cercanías de Nizza. Allí traba conocimiento con Simone Gentet – una suiza diez años más joven que ella – con la que vivirá los años subsiguientes.

Sus “fracasos literarios de los últimos años”, así se queja Winsloe en una carta de julio de 1941 a Dorothy Thompson, se basan en gran parte en su “decisión de emigar”. “No puedo sentir el deseo de escribir en alemán, partiendo de la base que quiero verlo impreso”. Aunque Simone Gentet traduce algunos escritos de su amiga al francés, las posibilidades de publicar en la Francia ocupada son mínimas. De todos modos el escribir es para Christa Winsloe de gran importancia ya que con esta actividad va unida su esperanza de vivir y trabajar luego de terminada la guerra. “Naturalmente una se siente ridícula al esconder su cabeza en el pajonal de sus fantasías”, razona en 1944 en una carta a su amiga escritora berlinesa Herta von Gebhardt (1896-1978), “pero después de la guerra tienen que haber libros y piezas de teatro”.

Al acrecentarse la falta de comestibles y de dinero se hizo cada día más dificil el asegurar la existencia física. A pesar de ello Winsloe continúa ocupándose de fugitivos, cuya existencia estaba aún más llena de peligros. “Se tiene que ayudar cuando una puede” era su divisa. En forma constante – y no inutilmente – pide ayuda en forma de comestibles y dinero a Dorothy Thompson en marzo de 1941: “Sería una alegría indescriptible para un montón de personas pálidas y algunos niños de prisioneros en Alemania, de los cuales he asumido la responsabilidad de cuidar”.

A causa del peligro de evacuación Christa Winsloe y Simone Gendet dejan a fines de febrero de 1944 la Côte d’Azur y se trasladan a Cluny en Borgoña. Winsloe concibe el plan de trasladarse a la casa de su cuñada en Hungría. Poco antes del desembarco de los aliados en Normandía recibe finalmente el permiso de tránsito a través de Alemania. Pero ese viaje no lo realizará jamás: Las dos mujeres son asaltadas el 10 de junio de 1944 por cuatro franceses que las fusilan en un bosque en las cercanías de Cluny. El cabecilla de la banda, un mercader de ganado llamado Lambert, alega más tarde que se trató de una orden de la resistencia; las dos mujeres serían espías que colaboraban con la ocupación alemana. A pesar que esta inculpación era totalmente insostenible y que Lambert se evidenció como un “criminal común”, él y sus cómplices fueron dejados libres por falta de pruebas luego de un proceso en 1948.

Dejando aparte Muchachas en uniforme practicamente todo lo que ha escrito Christa Winsloe es desconocido. A causa de la toma del poder por parte de los nazis y su decisión de emigrar muchos de sus escritos nos fueron publicados y luego de su muerte trágica otros se perdieron. Además una parte de su producción literaria son obras de teatro, un género en el cual a las autoras, a causa de la dominancia masculina, les era muy dificil conseguir que se representaran.

Una buena parte de los textos de Winsloe contienen críticas hacia los roles tradicionales de las mujeres o a las relaciones entre los sexos. En el centro de la temática se encuentra a menudo la búsqueda de la propia identidad de mujeres y jovencitas, que buscan imponerse o al menos no perderse en un mundo masculino hostil. Como por ejemplo el cuento Pischta, cuya acción transcurre durante la Primera Guerra mundial en Hungría y en la cual una mujer recorre el país vestida de hombre para no ser molestada por los soldados. O en la pieza teatral Aino (1941) en la que Winsloe trata la aún hoy actual problemática de los fugitivos y en la que una joven fugitiva de Finlandia escapa vestida de muchacho.

Como ya se ha dicho anteriormente la autora trata en varias obras el tema de la homosexualidad femenina, en parte (aunque no en exclusiva) a causa de su experiencia personal. En su obra teatral de 1931 Sylvia und Sybille, que no fuera publicada, se encuentra la temática lésbica como un aspecto central. Sylvia de 16 años, hija de un militar viudo, se enamora en Sybille, una joven y bella madre de un amigo. A pesar de que Sybille corresponde al amor de Sylvia, rompe la relación en el último minuto a causa de su miedo a la discriminación social y porque teme por ello perder a su hijo. ¿Quizás le pareciera a la autora demasiado arriesgado coronar esta pieza teatral, que ofrece un examen amplio de la subcultura homosexual, con un final feliz?

En la novela Die halbe Geige (El medio violín), escrita en 1935 en Hollywood y que tampoco fuera publicada, pide Christa Winsloe comprensión para los hombres homosexuales. Cuando éstos a causa de la presión social se sienten obligados a casarse, se hacen no sólo a sí mismo infelices sino tambien a las esposas. Ellos no pueden ni deben vivir contra su “naturaleza real” es la conclusión de Winsloe. “Me siento muy feliz de estar de nuevo en mi tema” escribió a Dorothy Thompson en el proceso de creación de la novela. “Y siento que sólo así tengo calidad. Este tema está en una línea con Manuela y mi libro <Life begins>”.


© Claudia Schoppmann (Berlin 2005)
Elena Terson de Paleville (Traducción, Bonn 2005)

cita/citation sugerida:
Schoppmann, Claudia: Christa Winsloe (1888-1944) [online]. Berlin 2005. Traducción de Elena Terson de Paleville. Available from: Online-Projekt Lesbengeschichte. Boxhammer, Ingeborg/Leidinger, Christiane. URL <http://www.lesbengeschichte.de/Spanisch/bio_winsloe_sp.html> [cited DATE].